Relojes Longines Historia

En esta sección de Relojes Longines Historia conocerás el recorrido de esta exclusiva marca de relojes especiales, la más antigua de la historia, con sus casi 200 años de éxitos en el mercado de la alta relojería y los relojes de lujo.

Te sorprenderán los detalles “lujoriosos” de la manufactura que creó el primer reloj aviator de la historia del reloj.

Los Orígenes del Reloj Longines

Nuestro viaje nos lleva a 1832 en el que el emprendedor Auguste Agassiz se asocia a una pequeña manufactura relojera suiza de Saint-Imier.

Agassiz pronto se hace con el control de la compañia, pasando a firmar como “Agassiz & Compagnie” y dándo comienzo a un proceso que convertiría a la pequeña manufactura relojera en una gran compañía con más de 130 distribuidores en todo el mundo.

En los años iniciales el empresario logra un importante incremento de la ventas al establecer nuevos canales de distribución con comerciantes europeos y americanos.

La cesión de la dirección a su sobrino Ernest Francillon entrados los años 1850 y el afán de este por optimizar el proceso de producción- concentrando a los trabajadores y asignando fases de la producción a grupos diferentes- supusieron un primer desarrollo importante de esta marca de relojes de lujo.

En 1866 Francillon reunió a sus trabajadores en una fábrica edificada sobre unos terrenos llamados “Les Longines”, orígen del posterior nombre de la marca.

Francillon se dió cuenta fijándose en manufacturas relojeras americanas de que, además de concentrar geográficamente el proceso de producción, era necesaria la mecanización de partes de ese proceso.

Esa mecanización le convirtió en uno de los pioneros de la indústria relojera suiza y le permitió controlar cada parte del proceso de producción y desarrollar sus propios calíbres con autonomía. Algo revolucionario para la época.

El éxito de su fórmula y los numerosos premios que siguieron llevaron al sagáz empresario a proteger la originalidad de sus productos registrando el nombre comercial de Longines (1880) y el símbolo del reloj de arena alado (1889). Se convirtió con ello en la marca de relojes registrada más antigua de la historia.

Fase de Expansión

A principios del s.XX la manufactura de relojes Longines había desarrollado aún más sus canales de venta en Estados Unidos y contaba ya con más de 1000 trabajadores.

De los tradicionales relojes de bolsillo se comenzó a pasar a los relojes de pulsera que lograron establecerse entrados los años 20.

Es en estos años donde la marca Longines, ya famosa por su precisión entre los relojes especiales, logra establecer una eficáz vinculación con el mundo aeronáutico y crea eficáces relojes aviator.

De esta fase data el reloj Longines Weems (1927) que consta hoy como el primero de los verdaderos relojes aviator de la historia.

Trás demostrar su valía entre los relojes de pilóto en multitud de míticos viajes aéreos, el exitóso uso de cronógrafos Longines por Charles Lindbergh al cruzar el Atlántico le dió su reconocimiento definitivo entre los mejores relojes del mundo.

Esta colaboración llevó a la creación con Lindbergh de un cronografo con función de medición de los grados de longitud- el Longines Lindbergh-, algo genial y muy útil para los pilotos de la época.

Podemos decir que en esta fase Relojes Longines se ganó sus exclusivas alas...

Los años 40 trajeron consigo el primer calíbre automático de la marca alada y los 50 marcan, junto con las primeras aportaciones punteras entre los relojes de cuarzo, las primeras colaboraciones con el mundo del deporte profesional y las expediciones científicas extremas.

Trás los exitosos 60 y 70 llegó la generalización de la tecnología de cuarzo en los 80 y con ello una etapa de graves problemas en la indústria relojera suiza tradicional.

Actualidad

Como resultado de la fase de crisis la manufactura Relojes Longines se integró en SMH Group, luego convertido en Swatch Group, y consiguió un nuevo auge con el afianzamiento a finales de los 90 del reloj mecánico como símbolo de prestigio y arte relojero.

Actualmente el catálogo Longines incluye tanto relojes mecánicos tradicionales como relojes de cuarzo.

De forma inteligente se han creado diferentes colecciones que cubren tanto la demanda del reloj de cuarzo como del reloj automático para satisfacer a una clientéla diversa pero en cualquier caso exigente.

Igualmente ha sabido posicionarse en eventos deportivos de primer orden y hacerse con famosos deportístas y personalidades como prestigiosos embajadores.

En definitiva, un marca de relojes exclusivos que con innovación y vanguardísmo ha conseguido sobrevivir a las dificultades y retos que dos siglos de historia han traído consigo.

Si quieres continuar tu viaje por el Mundo Longines te invito a que descúbras la selecta variedad de la marca del reloj alado en Longines Modelos o con más detalle en Longines Precios, secciones lujoriosas creadas especialmente para amantes del reloj Longines.

Mr. Lujoria


Volver a Relojes Longines

Recibe nuestras actualizaciones por EMAIL
Introduce tu Nombre
Then

Don't worry — your e-mail address is totally secure.
I promise to use it only to send you Mundo Lujoria Relojes Especiales.

Anuncios Relojes